Protectores bucales; más allá de la protección (II)

La mejora del rendimiento en la práctica deportiva está estrechamente ligada a una incidencia de lesiones musculares lo más baja posible.

Estas lesiones, no las traumáticas óseas que son más bien fruto de un golpe accidental, son consecuencia de un esfuerzo muscular llevado más allá de las prestaciones físicas que el deportista tiene gracias a una carga de entrenamiento óptima, una dieta equilibrada, un descanso adecuado, un correcto entorno psicosocial y unas características físicas (fuerza, resistencia muscular, velocidad, motricidad, técnica) determinadas.

El equilibrio oclusal dinámico entre ambas arcadas dentales, adaptado a los cambios posturales corporales que el deportista desarrolla durante la práctica deportiva, mejora (entre otros aspectos) el equilibrio muscular y esquelético en sentido descendente (de arriba abajo), posibilitando un mejor rendimiento muscular en extremidad superiores, dorsal y extremidades inferiores, aumentando la potencia máxima en ejercicios de handgrip, salto vertical y tracción dorsal. Estas mejoras son también el resultado de una serie de conexiones neuro musculares que se producen cuando se pulsa con fuerza un dispositivo intraoral neuromuscularmente diseñado para adaptarse a los requerimientos biomecánicos del deportista. Es lo que se consigue gracias a la tecnología digital 3D de Clever Bite.

Esta mejora en las prestaciones físicas reduce el habitual índice lesional muscular propio de cada persona.

logoclever

Marc Rocamora Borrellas
Director científico ICOE

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *