El entrenador de base; transmitiendo pasión

Empiezo este blog reflexionando sobre el pilar humano más importante de nuestro deporte; el entrenador de base.

Cientos, tal vez miles, de personas que de forma casi altruista, dedican parte de su tiempo a formar y educar a esos niños/as que algún día vieron en el hockey sobre patines el deporte de su vida o simplemente el deporte que practicaban o practican sus conocidos, familiares o compañeros de clase.

Es cierto que la gran mayoría de esos niños/as no acabaran su vida deportiva jugando en los grandes clubes que juegan en la Ok Liga o en Primera Nacional, pero tan cierto es también que serán potenciales consumidores de este producto; el hockey sobre patines. Ya sea como aficionados, entrenadores, árbitros o directivos. Es por esto, que es de vital importancia que el primer objetivo de un entrenador de base sea la de enseñar a querer este humilde deporte.

¿Y cómo se consigue enseñar a querer? Única y exclusivamente transmitiendo a nuestros jugadores esa pasión que llevamos dentro y nos lleva, precisamente, a dedicar parte de nuestro tiempo a formar a esos pequeños/as para que algún día quieran a este deporte como si se tratara del mejor deporte que existiera.

Para terminar os dejo con una frase que siempre ha guiado mi camino en este mundo de la formación de pequeños/as jugadores/as de hockey:

«Un niño no es una botella que llenar sino un fuego que avivar»

Octavi Font

HockeyPatines.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *