El entrenamiento del portero de hockey patines

El portero de hockey patines es un jugador con unas características muy diferentes a las del resto de sus compañeros. A menudo, se le tiene poco en cuenta a la hora de planificar un entrenamiento, buscando su participación solo cuando los jugadores de pista lo requieren para cualquier ejercicio que finalice con acciones de disparo, regate, remate o contraataques.

Por contra, cuando valoramos un partido o una competición, el portero es juzgado muy por encima del trabajo que se realiza con él durante la semana. Podemos considerar el peso del portero en un partido de hockey en un 50-80%, sin embargo, la dedicación en los entrenamientos queda muy lejos de dichos porcentajes.

Las diferencias con el resto de jugadores son básicamente estas:

1. Equipamiento de juego; material y protecciones.

2. Reglamento; normas específicas para el desarrollo de su juego

3. Función dentro del equipo; defender la portería.

4. Posición de juego; de cuclillas, con la rodilla en el suelo,…

Una vez analizado todo esto podemos pasar a definir como debemos diseñar y planificar el entrenamiento de un portero de hockey patines.

Primero diferenciaremos en dos tipos de entrenamiento según la edad y/o etapa de formació:

1. ETAPA INICIACIÓN (desde la escuela a infantil)

En esta etapa podemos diferenciar tres objetivos básicos:

a) Técnico: Enseñar y dotar al portero del máximo número posible de acciones de parada, recursos, desplazamientos y opciones de respuesta ante un disparo, arrastre, regate o cualquier situación real de partido.

b) Físicos: Trabajaremos todos aquellos elementos de la preparación física que sean necesarios para ir preparando el cuerpo del portero/a para la siguiente etapa de especialización: flexibilidad, agilidad, resistencia, coordinación, velocidad gestual,…

c) Didáctico: Deberemos enseñar al portero a conocer la especificidad de su puesto, analizando los pros y contras de la posición, buscando que el niño/a se sienta cómodo y disfrute de la posición de portero.

d) Tácticos: Enseñaremos al portero a tomar decisiones correctas en cada acción, sin limitar su abanico de elementos técnicos, pero depurando aquellos gestos con los que pueda resolver las diferentes situaciones.

2. ETAPA ESPECIALIZACIÓN (desde juvenil a senior)

El objetivo principal de esta etapa será buscar y encontrar que elementos técnicos-tácticos de los aprendidos en la etapa anterior, nos permiten alcanzar un nivel mayor de éxito. Deberemos potenciar aquellas acciones bien resueltas e ir descartando aquellas posiciones/paradas que por motivos del juego o de las propias condiciones del portero nos alejen de nuestro objetivo: defender la portería.

esquemaporteros

Cualquier entrenador de hockey debe tener muy en cuenta al jugador/a que desarrolla la posición de portero en el momento de planificar cualquier sesión de entreno, respetando siempre los siguientes puntos:

1. Respetar las diferencias entre la posición de portero y la del resto de jugadores

2. Respetar las diferencias entre porteros; el movimiento que a un portero le puede ir bien, no tiene que ser bueno para todos los porteros.

3. Ofrecer ejercicios variados con la integración de los porteros en su desarrollo.

4. Buscar siempre situaciones reales en la que los porteros puedan desarrollar su toma de decisiones.

5. Ser reflexivos con los porteros, analizar el porque de los gestos, desplazamientos, paradas y buscar el mejor movimiento para solucionar cada situación.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *