Estudio de la Frecuencia Cardíaca de un Jugador de Hockey Patines

Bajo el título «Monitoreo de frecuencia cardiaca partido liga de honor Hockey Patín Chile», Jorge Perales nos hace llegar desde Chile este estudio en el que se estudia los diferentes ritmos cardíacos de un jugador durante un partido de la Liga de Honor de Chile.

Jorge Perales – Prof. Educ. fisica, magister en entrenamiento deportivo. Preparador fisico HOCKEYPRO

El presente análisis tiene como objetivo analizar algunos datos obtenidos de la monitorización de frecuencia cardíaca a un jugador del club León Prado en un partido oficial de liga nacional chilena.

Existe una directa relación entre la cantidad de latidos que presenta una persona con la intensidad de esfuerzo que se encuentra esa persona. De este modo poder medir la frecuencia y variación cardíaca de un jugador durante un partido nos dará información relevante para conocer los esfuerzos que realiza, el tiempo que pasa ejecutándolos, los tiempos de recuperación, cantidad de calorías consumidas, entre otros valores y el análisis que se pueden obtener.

Antecedentes del programa Polar team

img1Para la evaluación se utilizó el programa Polar Team instalado en un Ipad marca Apple, quien vinculado con una banda de frecuencia cardíaca marca Polar H7 (bluetooth) genera un alcance de aproximadamente 50 metros. Aunque la aplicación permite evaluar a todos los jugadores a la vez, en esta ocasión solo se evaluó solo a un jugador. Seria de mucha validez y se recomienda que se pueda analizar todo el equipo para obtener mejores resultados y mayor cantidad de análisis.

Antecedentes del jugador

El jugador evaluado es Diego Miranda quien juega en la categoría adulta (liga de honor) del club León Prado. Su puesto es delantero (punta), su edad es de 26 años con un peso de 65 kilogramos. Su valor de consumo  máximo medido es de 62,7 litros por minuto.  Para la ocasión el deportista jugo prácticamente todo el partido, siendo sustituido en el segundo tiempo algunos minutos y reintegrado al partido.

RESULTADOS OBTENIDOS

img2

El programa de acuerdo a los valores ingresados del jugador determina de acuerdo a formula de Anstand, las zonas de esfuerzo que pasara el jugador durante el partido. Se detalla a continuación las zonas e intensidades de latidos por minuto que presento el jugador.

INTENSIDADES (% FRECUENCIA CARDICACA MAXIMA)

img3

ANALISIS PORCENTAJES OBTENIDOS

img4

FC MEDIA: La frecuencia cardíaca media toma el promedio de todas las intensidades utilizadas durante el partido. Esta reflejó que el jugador paso la mayor parte del encuentro (68% del total) a una muy alta intensidad o máxima de trabajo. De acuerdo a esto se pueden inferir varios análisis, entre ellos el que más destacó es que la persona que realiza este tipo de ejercicio debe ser una persona que a nivel cardiovascular debe encontrarse totalmente sano, de no ser así, el deportista se expondría gran parte del partido a una zona de riesgo cardiovascular considerable.

FC MAX: La frecuencia cardíaca máxima es la máxima intensidad de latidos medidos por el programa lo que refleja la máxima capacidad de esfuerzo realizado por el deportista. En esta ocasión el deportista alcanzo valores sobre el 100%, esto es posible producto que el programa estimo la máxima capacidad de esfuerzo del jugador, de acuerdo a la edad y no de la condición física real del jugador.

CALORÍAS: La cantidad de calorías consumidas por el jugador fue de 1100 kilocalorías en 1 hora y 10 minutos de partido. Siendo el sustrato principal de producción de energía los carbohidratos, he allí la importancia que el deportista tenga una carga de carbohidratos complejos unas cuantas horas antes de la competencia si desea que su rendimiento sea en base a este sustrato y no a las grasas que tienden a ser menos eficientes en la producción de energía comparado con los azucares. Será importante considerar una carga de carbohidratos y proteínas inmediatamente posterior al encuentro para satisfacer la bajada de sustratos producto del gran desgaste físico.

DESCRIPCION DE SITUACIONES – CURVAS GRAFICO

img5

*En la gráfica no aparece el entretiempo que consistió en 15 minutos reglamentarios, esto ya que se aplicó pausa al programa en ese periodo.

Análisis

1º La frecuencia cardiaca del jugador medido al inicio del encuentro correspondía a 136 latidos ubicándolo en zona verde aun sin haber empezado el partido. Es por esto que las entradas en calor (calentamiento en patines) deben idealmente llevar al jugador a vivenciar intensidades de esfuerzo similares a las que pasara durante el partido y dejarlo con una intensidad adecuada de tal manera que el jugador inicie el encuentro en una zona no de reposo.

2º La ejecución de un penal o un libre presenta el mismo tiempo de recuperación que presentaron los minutos técnicos solicitados por ambos técnicos. En promedio existió un descenso de 30 a 40 latidos. Este valor es sumamente valioso para entrenador ya que da los parámetros de los tiempos de recuperación que un jugador necesita para generar un nuevo esfuerzo.  Sería importante analizar el descenso de todo el equipo para generar una media y estandarizar los tiempos de pausa a todo el equipo. Generando pausas fisiológicas correctas y no pausas sin sentido o subjetivas.

3º Existe una relación directa entre esfuerzos de alta intensidad con faltas producidas por el jugador. De este modo se puede inferir que en la medida que el jugador pase mayor tiempo en zonas intensas estará más propenso a desarrollar faltas reiteradas. Manejar estos valores podría entregar información vital al momento de tomar la decisión de realizar un cambio o un cambio en el sistema de juego.

4º Un tiempo de recuperación prolongado como el que produce una sustitución  podría favorecer en la recuperación de la fatiga a nivel físico como mental del jugador, haciéndolo mas efectivo en su retorno. De este modo se debería considerar de manera más periódica las sustituciones controladas (entre 3 a 4 minutos) donde cada jugador en su ingreso aporta con su 100% de esfuerzo disminuyendo la fatiga prolongada y las consecuencias que esto podría provocar en el equipo.

Conclusión

  • Se necesitan más datos para desarrollar mayor cantidad de análisis de tal forma de mejorar el conjunto del equipo y no mejorar de manera individual o extrapolando los resultados de un jugador a todo el plantel.
  • Los datos obtenidos son solo referenciales, que ayudan a interpretar situaciones generales y puntuales de un encuentro deportivo. Esto puede no sr 100% real producto de la interferencia que podrían provocar otro medios tecnológicos en la señal de los sensores utilizados.
  • La utilización de bandas en los deportistas es algo complejo ya que la gran mayoría presenta molestias a la hora de jugar, lo que podría alterar de alguna medida la efectividad en los datos obtenidos. De este modo se vuelve imperioso que el jugador se adapte a temprana edad a la utilización de estos implementos deportivos.
  • Medir y conocer la condición física del atleta será fundamental para un mejor análisis de este tipo de evaluaciones, ya que los resultados obtenidos pueden variar considerablemente si una persona es altamente entrenada o sedentaria. Es por esto que se entregaron los datos de vo2 máximo del jugador, clasificándolo de acuerdo al colegio americano de medicina deportiva con un nivel superior y una frecuencia en reposo de 53 latidos en reposo lo que refleja un corazón potente y eficiente a la vez. (ANEXO DATOS DE SU EVALUACION FISICA)
  • La tecnología está cada vez más al alcance de las personas, con mayor razón los cuerpos técnicos deben estar actualizados y utilizar los múltiples datos que se pueden obtener hoy en día del deporte con el fin de comprender y mejorar los rendimientos de sus atletas.

ANEXO – DATOS DE SU CONDICIÓN FÍSICA

img6

 

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *