Guía Básica para el Mantenimiento de tus Patines

Index-Sports nos ofrece este interesante artículo sobre el mantenimiento y cuidado de nuestros patines.

http://www.index-sports.es/

Hay varios aspectos a mirar para poder comprobar si nuestros patines se encuentran en perfecto estado. Los puntos más importantes son los siguientes:

Bota:

El desgate principal suele venir de la puntera y la cordonera. Sobre todo en jugadores de base, que están en los primeros pasos y la bota sufre mucho, la puntera de ésta, se lleva la peor parte y tiene un desgaste superior al resto de la bota. Una solución sería colocar una puntera, de cuero o de goma que ayudará a aumentar la durabilidad de la bota.

En el caso de la cordonera, el problema viene de la humedad del sudor, que hace que la cordonera se oxide y que los cordones, al pasar, se suelen deshilachar fácilmente. La solución es cambiar los ojales de la cordonera por unos nuevos. Es una solución económica y muy práctica.

Asimismo, tampoco es conveniente dejar medias o calcetines en su interior, ya que el sudor, además de dejar mal olor dentro del patín, lo pudre por dentro. Lo mejor es dejarlos lo más abierto posible en un lugar seco sin que incida sobre ellos los rayos del sol.

 

Plantilla o patín:

Hay tres puntos importantes a controlar en el patín:

Tornillos de anclaje: Las planchas sufren y absorben las vibraciones, pudiendo llegar a quebrarse (dependiendo de su uso). Hay que revisar que están en un correcto estado y que no sufren deformaciones significativas. También hay que comprobar que los tornillos y las tuercas que fijan las planchas a la suela están bien sujetos y no tienen holgura. En caso de que estuviesen sueltas, hay que fijarlas con una llave inglesa, o sustituirlos por unos nuevos.

mantenimentpatins1

Las gomas (amortiguadores): Las gomas funcionan a modo de amortiguador, son de goma (elastómeros), y por lo tanto tienen un desgaste que hay que controlar, sustituyéndolos cuando veamos grietas  o tengan un tiempo de uso (normalmente 2 años).

mantenimentpatins2

Frenos: Los frenos de nuestros patines son de goma y el desgaste suele ser irregular, ya que, sobre todo en los primeros pasos, se usa más un patín que otro.

Es recomendable cambiar la posición periódicamente. Para ello hay que aflojarlo, girarlo levemente hasta el punto deseado y volverlo a apretar. El objetivo es tener un desgaste homogéneo.

Ruedas:

Quizás sean el elemento más importante del patín. Están en contacto con el suelo y son las que transmiten las sensaciones al jugador.

Normalmente, para hockey patines, utilizaremos ruedas de 62 mm de diámetro. La dureza la determina la superficie. Para terrazo las 92A y las 94A, suelen ser las adecuadas. Para parquet o suelos resbaladizos, las 88A y las 90 A, son ideales.

Por fuerza al patinar, las ruedas interiores sufren un mayor desgaste que las exteriores. Un consejo para elevar la vida de las ruedas es ir rotándolas periódicamente, de esta manera el desgaste es uniforme.

Hay que limpiar con un trapo, preferiblemente húmedo, las llantas de las ruedas, el orificio donde encaja el eje de la plancha, las tuercas y los ejes. Una vez que estén libres de polvo y suciedad, engrasar (hay muchos productos para este fin, nosotros recomendamos aplicar lubricantes en spray). Después, se colocan las ruedas, ajustándolas hasta que se queden frenadas. A continuación, se aflojan la tuercas poco a poco (un cuarto de vuelta) hasta que rueden sin frenarse pero sin llegar a estar flojas.

Las tuercas de las ruedas son autoblocantes, esto quiere decir que llevan una pequeña arandela de plástico en el exterior de la tuerca, lo que quede bloqueada al apretar. Este plástico tiene un desgaste y hay que reponerlos cuando se pierde. Si no hacemos esta operación, corremos el riesgo de perder alguna rueda.
mantenimentpatines3

Rodamientos:

Junto a las ruedas, son las piezas más importantes. Un rodamiento en mal estado puede echar por tierra el buen mantenimiento del resto del patín. Al ser piezas no expuestas directamente a la intemperie, son los grandes olvidados. Pese a estar protegidos por las ruedas, acumulan mucha suciedad. Por ello es recomendable limpiarlos y engrasarlos cada tres meses (dependiendo del uso).

Llegamos ahora a la parte más tediosa y una de las más importantes el desmontaje. Existen de varios tipos: blindados y semi blindados. Cada rueda lleva un par de rodamientos y estos acumulan mucha suciedad sin ser perceptible hasta que son desmontados.

Los más fácil de limpiar son los semi blindados. La parte blindada se coloca hacia el exterior de la rueda, lo que ayuda a preservar el mecanismo. La parte no blindada (al aire) queda, por tanto, en el interior. ¿Cómo detectamos la suciedad? Si no se hace un mantenimiento periódico, el sonido o las vibraciones al girar las ruedas delatarán que están sucios o deteriorados. Los rodamientos llevan en su interior unas pequeñas bolas de acero que son las que giran en torno al mecanismo.

Para extraer esta pieza recomendamos una herramienta específica: el extractor de rodamientos. Con su utilización evitamos deteriorar las ruedas, los ejes o las tuercas al sacarlos. No obstante, hay gente que forcejea para sacarlos. La ventaja de los rodamientos semi blindados es que no tienen que desmontarse para su limpieza y lubricación.

Los rodamientos con blindaje fijo son más difíciles de limpiar. Mucha gente opta por meter en una cubeta con desengrasante los rodamientos, pero al no quitarle las tapas no se sabrá con certeza si se han limpiado correctamente.

Válido para cualquier tipo de rodamiento: Una vez desmontados, los sumergimos en un recipiente con gasolina y limpiamos su interior con un pequeño cepillo. Basta con un cepillo de dientes. Antes de lubricarlos, tenemos que cerciorarnos de que están limpios y completamente secos. Después, giramos los rodamientos para que el lubricante se esparza de forma homogénea por el mecanismo.

Una vez realizado el proceso, procedemos al montaje del rodamiento invirtiendo los pasos realizados para el desmontaje.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *