Las 18 Claves Básicas la Defensa Individual

Sin duda es el sistema defensivo que impera en la Ok Liga y en la mayoría de las categorías del hockey sobre patines, si bien algunos equipos usan la defensa zonal como recurso puntual, la defensa individual es la rey de los sistemas defensivos en el hockey patines actual. En este artículo os presentamos los 18 conceptos básicos para dominar este sistema defensivo.

1 NO QUERER BOLA

Este concepto es fundamental para la defensa del jugador con bola. Según la zona de la pista, al jugador con bola hay que defenderlo de formas específicas. Por norma cada defensor debe encontrar su distancia de seguridad para no ser superado. Nunca se debe dejar libre la línea de entrada hacia la portería. La mejor forma de trabajarlo es situar los patines, no el stick, entre la bola y la portería. No querer la bola implica apretar convenientemente al portador sin llevar la iniciativa para robarla. Debe reaccionarse a los movimientos del atacante, con la paciencia suficiente para llevarlo a zonas, las vallas, donde la escapatoria a la presión individual o a una posible ayuda sea más complicada. Por norma, la función principal del defensor activo (aquel que está defendiendo al portador de bola) es forzar al atacante a que cometa un error de no protección de bola o que tenga que pasarla en condiciones de presión que faciliten la intercepción del pase por otro compañero del defensor. Como concepto aplicado a la defensa colectiva supone la paciencia defensiva de los 5 jugadores, favoreciendo cada movimiento defensivo individual la posterior o inminente recuperación de la posesión.

2  USO DE LA MANO LIBRE

Antes del cambio reglamentario este era un componente fundamental para la buena defensa individual. Ahora el uso de la mano libre para controlar al oponente está penalizado con falta de equipo. No obstante, a efectos de medir bien la distancia defensiva, el uso de la mano libre nos ayuda a controlar al adversario y facilitar movimientos hacia atrás para controlar la situación. Debe evitarse en situaciones de defensa del portador de bola pero teniendo presente que no impulsar, sino apoyarse en el atacante en situaciones puntuales como la media vuelta, ayuda a la técnica defensiva correcta.

3  USO DEL STICK

El uso del stick es fundamental para barrer las líneas de pase interiores. El buen defensor siempre barre la pista con el stick haciendo de difícil lectura las líneas de pase. Hay que acostumbrar a los jugadores a incorporar al patinaje defensivo el llevar el stick a una sóla mano. Es una asignatura pendiente en la formación el aprendizaje de la técnica de la defensa de ambidiestros, en función de qué línea de pase se quiere neutralizar y la lateralidad del atacante. En situaciones de salidas de ataque desde fondo de pista el uso del stick abierto es fundamental para la posterior buena defensa de líneas de tiro. Como norma hemos de enseñar a los jugadores a sólo usar el stick para robar bola cuando estemos a la distancia adecuada, nunca tomar la iniciativa, sobretodo si el atacante viene a una velocidad que el movimiento defensivo nos deje en precario.

4  USO DEL CUERPO

El cuerpo es otro elemento defensivo que debemos utilizar para interponer en las líneas de tiro o en la posterior progresión de un jugador tras un movimiento técnico de túnel o de stick-patín. Está penalizado obstaculizar con el cuerpo pero ganar la posición de la trayectoria del atacante hacia la portería es básico para ajustar bien la marca y poder usar el stick correctamente.

5  CERRAR REBOTE

Cuando se produce un tiro la reacción posterior no debe ser salir a la contra sino cerrar a los posibles rematadores para que no tengan una segunda opción. Este concepto no se acostumbra a trabajar. Lo importante es que los atacantes no queden en situación de poder rematar, sobretodo en el interior del área propia.

6  NO FLOTAR

Sobretodo en situaciones interiores, ya sea en el área o en zonas de tiro con mucho ángulo, al atacante se le debe encimar de manera que no pueda ni habilitar pases a los laterales ni girarse y ejecutar medias vueltas sin oposición. No flotar significa controlar el movimiento posterior del atacante y, en su caso, estar a la distancia adecuada para la activación defensiva.

 7  3000+X

Los partidos senior de hockey duran 3000 segundos. Pero hay segundos intermedios, “x”, que van desde que los árbitros detienen el juego hasta que la bola vuelve a ponerse en juego. Debemos entrenar a los jugadores para que no se desactiven en estas situaciones y estén prestos a reanudar el juego si son atacantes y dispuestos a seguir defendiendo para evitar ser sorprendidos.

 8  AYUDAS 

Las ayudas significan asociaciones de jugadores en defensa que pretenden presionar al poseedor de bola en dos contra uno controlados. Por su ubicación en la pista pueden ser frontales, laterales o a jugadores interiores. Normalmente cuanto más cerrado es nuestro sistema defensivo más sencillo es ejecutarlas.

9  CAMBIOS

 Los cambios defensivos son, probablemente, el concepto defensivo más complejo a trabajar. Supone una variación en la asignación defensiva de modo que se gane la distancia que el movimiento, generalmente bloqueos, de los atacantes hayan provocado. Como norma son altamente recomendables para defender bloqueos directos sin continuación. En los bloqueos indirectos son de muy difícil lectura porque el defensor acostumbra a leer mejor los movimientos que suponen defender al jugador activo (en posesión de la bola)

10 COMUNICACIÓN

En defensa los jugadores deben hablarse, de modo que sepan cuál es la intención del compañero. Es fundamental para los cambios, la defensa de bloqueos y las pantallas. No sólo es primordial para avisar al compañero sino también para que el equipo atacante reciba la impresión del grado de concentración del defensor, inhibiéndolo de algún modo.

11 FALTAS TÁCTICAS

Debemos prever que tenemos un número limitado de faltas antes de recibir una falta directa en contra por acumulación. Podemos explicar previo al partido o durante el mismo qué situaciones son susceptibles de poder neutralizarse con faltas y qué situaciones son imperdonables para acumularlas. El entrenador debe tener siempre presente el dato de cuántas faltas acumula su equipo y exigir un nivel de faltas tácticas mayor o menor en función de la fase del partido en la que estemos.

12 NO ACULARSE

Estar a una distancia demasiado grande del atacante con bola cuando este se halla en nuestra pista suele ofrecer el riesgo de que pueda encontrar líneas de tiro sencillas. Por eso es importante que preveamos que nuestra distancia defensiva ha de favorecer que podamos estar siempre en disposición de obstaculizar la línea de tiro. En la defensa de contragolpes es fundamental no dar pista para que el atacante no dude en la ejecución. En concreto, en el caso de 6’25 ha de trabajarse sobre todo las situaciones en que la bola sale de los fondos y el defensor del posible tirador está más pendiente de la ayuda lateral.

13 LINEAS DE TIRO Y PASE

La línea de tiro es la que se genera entre la bola, que recordemos suele estar en continuo movimiento y por tanto está línea se modifica cada segundo, y la portería. Llamamos línea de pase a la línea generada entre el poseedor de la bola y el posible receptor. Las líneas de tiro se pueden defender por el defensor del jugador que porta bola o también por los jugadores que defienden a los interiores. Ya no es penalty elevar la bola dentro del área por lo que avanzarse al atacante puede ser un buen antídoto para el tiro exterior, que, por cierto, con la anulación del campo atrás cada vez puede ser más abierto. Las líneas de pase se pueden defender, básicamente con el uso del stick pero también con el cuerpo, ¾ de interiores, y del grado de lectura de la defensa dependerá la posible recuperación del pase que facilite el contragolpe.

14 CERRAR CUADRANTE

El lado débil de la defensa, aquel más alejado de la bola, debe defenderse de modo que se faciliten las ayudas posteriores o se faciliten los cambios. No cerrar las zonas que nos interesan provoca que haya demasiada distancia entre defensores y la reacción a posibles unos contra uno será tardía e ineficaz.

15 SOBREACTIVACIÓN DEFENSIVA

Cuando por cualquier razón nos quedamos, eventualmente, en situación de 4 contra 3 en escasos segundos, debemos tener presente que el triángulo defensivo debe sobreactivarse para, o bien realizar una falta táctica o activar la defensa de líneas de pase que faciliten el retorno de nuestro jugador descolgado.

16 APARTAR BLOQUEOS

En franca decadencia con las nuevas reglas, el uso de la mano libre está recomendado en situaciones en que el bloqueo o la pantalla, está a punto de dejarnos fuera de la defensa de la línea de tiro.

17 FIJAR CONTRAS

Un concepto previo a la estabilización de la defensa individual a 6’25 es no recular hasta nuestro campo dando espacio para que piensen la contra. Por eso, inmediatamente después de perder la posesión es recomendable encimar a los posibles receptores para neutralizar la superioridad.

18 BAJAR CON ELLOS

Cuando el contrario recupera la posesión es fundamental bajar con el poseedor de la bola, tapando la línea de pase o tiro central y ofreciendo solo la valla, si puede ser la de la pala del atacante, como salida de progresión siempre, eso sí, midiendo muy bien la distancia de seguridad.

Eduardo Castro

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *