MVPuigbi: Análisis técnico del MVP de la Copa del Rey’14

De la escuela de Sant Hipòlit de Voltregà provienen 3 de los mejores porteros del mundo del hockey patines actual. Quizás el más respetuoso con la línea estética sea Xevi Puigbí. Ni un solo movimiento desentona en su obra propuesta bajo los palos.

En la élite muchas de las situaciones de partido requieren respuestas veloces e imprevistas por los porteros. Que fuerzan a ejecutar acciones corporales donde la fisiología impide un movimiento rápido y coges un pequeño ‘atajo’ para que tu elección, en aquel momento sea resultona. Como portero te da igual si el movimiento deja de ser bonito, lo que quieres es parar la bola en aquel momento que te han pillado a contrapié, con poco equilibrio, o con alguna parte de tu cuerpo bloqueada para llegar a donde tú quieres para deshacer el peligro lo antes posible.

Son muchos años que Puigbí compite en la élite, la mayoría en la parte alta de la clasificación y compitiendo en muchas fases finales de torneos importantes. Eso facilita el seguimiento y la repercusión es mayor. Aún no he podido ver una de esas acciones en que sus movimientos dejen de ser atractivos visualmente. El resumen es que, el es capaz de realizar elecciones de emergencia sin alejarse de la plasticidad. El delantero puede confundirlo, engañarlo, pero no humillarlo. Sus movimientos son harmónicos y facilitan una respuesta eficaz, pero al mismo tiempo respetando un activo muy suyo. La elegancia.

En definitiva, los quehaceres de Xevi en la portería, son para muchos un regalo para los ojos:

  • Su recuperación desde el suelo a posición inicial con una recogida de piernas hegemónica, paralelas y al mismo tiempo, hasta una posición de cuclillas con máximo equilibrio.
  • Un paso de valla respetando los cánones de efectividad y eficiencia.
  • La mano del stick levantada para tapar el primer poste mientras se desplaza con su cuerpo hacia su izquierda.
  • Las ruedas traseras utilizadas como apoyo para alargar el movimiento, si es preciso.
  • La punta del pie orientada hacia arriba, permitiendo desbloquear cualquier parte del cuerpo, para alargar el movimiento hasta la exigencia del jugador.
  • La mano libre con el codo semi-flexionado acompañando a su cabeza para boicotear cualquier intención del delantero de clavarle un ‘violín’*, pero a la vez facilitando su rápido movimiento de dejar caer el brazo para poder tapar su hueco en el ‘palmito’**.
  • Felxibilidad que le permite alargar el movimiento y a su vez tapar todos los huecos arras de suelo.
  • Una pantalla sólida que permite cubrir mucha portería con pocos huecos en su dimensión y con una capacidad de reacción rápida posterior a su ejecución.

Posiblemente Xevi posee la técnica más fina. Con capacidad de enlazar movimientos con riqueza y de despertar admiración de entre todos sus adláteres por su desenvoltura técnica.

Además la que era su considerada asignatura pendiente, para conseguir ser superlativo, para muchos era su capacidad mental para obtener regularidad y concentración en momentos de dificultad, con resultados adversos. Tendía a despistarse, a relajarse. Cosa común en los genios, con talento puro…

Ha quedado claro en la fase final de la Copa del Rey 2014, que Puigbí ha dado un paso adelante. Es fiable, elegante y el ejemplo perfecto del portero moderno de hockey patines.

Xevi Puigbí en la portería es bueno, listo y controla sus emociones. El Roger Federer de los porteros de hockey.

OKPorters.net

*Violín: Hueco que deja el portero entre el casco y la mano libre .

** Palmito: Hueco justo arriba de la pierna y debajo de la mano libre del portero

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *