¿Quién defiende a Entrenadores y Jugadores?

¿Quién defiende los derechos de los jugadores/as y de los entrenadores/as de hockey sobre patines? En un deporte que aspira a ser una referencia a nivel nacional, es necesario que se normalice la situación de aquellos que lo practican o lo dirijan y, para ello, se debe contar con una serie de voces experimentadas que comiencen negociaciones con el resto de instituciones ya existentes —federaciones y asociaciones de clubes—.

por Pelayo Sanz

Jugadores y entrenadores han pasado varios años demasiados malos con sueldos muy bajos e impagos constantes.  Ahora mismo, parece que poco a poco se está «mejorando»; aunque el concepto correcto sería «normalizando», porque todavía hay muchos jugadores que dedican al hockey un tiempo igual o superior al que dedica un profesional en su oficio sin que el salario lo demuestre. Además, a medida que cambiamos de nivel; la cosa va de mal en peor. Si el hockey sobre patines masculino tiene problemas y necesitan a alguien que los defienda, lo del hockey femenino es ya algo exagerado. Y es que las jugadoras ofrecen un rendimiento profesional en un deporte, por desgracia, amateur a nivel monetario, de organización y apoyo institucional. Por último, la razón por la cual los entrenadores/as también entran aquí (aunque en los próximos ejemplos veremos que existe una separación entre ambos) es porque se encuentran en una situación muy semejante a la de los jugadores. Horas preparando y realizando entrenamientos, dirigiendo partidos, estudiándolos, etc. para que, al final de mes, en la mayoría de los clubes no se recibe un sueldo que cubra, por lo menos y en el caso del hockey base, el gasto que realizan en gasolina para hacer los viajes.

Con un sindicato/asociación se conseguiría un altavoz y un ente negociador que apoye a los jugadores y entrenadores y que pueda promover avances para todos ellos.

¿Ejemplos? Aquí propones dos ejemplos de asociaciones que luchan por defender los derechos de sus jugadores: la Asociación de futbolistas españoles (AFE) y la Asociación Nacional de jugadores de baloncesto (NBPA en sus siglas inglesas).

La AFE «asociación al servicio del colectivo de futbolistas que promueve su unión, vela por el normal desarrollo de su carrera deportiva y posterior promoción laboral, defendiendo y garantizando los derechos laborales, económicos, formativos, sociales, presentes y futuros, transmitiendo los valores deportivos a sus afiliados y a la sociedad». Promueven cursos, becas, asesoramiento jurídico… Incluso en su página web tienen un apartado donde se pueden ver jugadores y entrenadores afiliados sin equipos, sirviendo como primer medio para que los clubes puedan conocerlos y contratarlos. A nivel extradeportivo (desconocemos la cantidad de profesionales que han encontrado trabajo gracias a la AFE) la AFE ha conseguido que se aprobase el decreto ley 1006/1985 que fue el punto de partida para «la realización de los convenios AFE-LFP y AFE-RFEP».

Por otro lado, la NBPA tiene además un detalle diferente al de la AFE: está dirigido por jugadores en activo para esos mismos jugadores en activos —por ejemplo, el vicepresidente actual es la estrella mundial Lebron James—. Esta asociación también se centra en la protección de derechos de los jugadores y en ofrecerles ayuda a todos los nivel . La NBPA ha conseguido la aprobación de un «plan de pensiones» para los exjugadores —a partir de los 45, todos aquellos que hayan jugado tres años o más, perciben una cifra de en torno a los 3.000$ mensuales—, el aumento del salario mínimo y los convenios con la NBA. De hecho, esas negociaciones provocaron que en un par de temporadas se retrasase el inicio de la temporada  varios meses.

Obviamente, el potencial y capacidad de actuación de una asociación en el hockey sobre patines no sería la misma que una de futbolistas o jugadores de baloncesto. Pero, proporcionalmente, podrían hacer cosas también muy importantes para los intereses de sus defendidos.

En la mesa de negociación que existe (o debería existir) para hacer evolucionar el hockey sobre patines en este país debe haber un tercer asiento para los protagonistas del espectáculo y este tipo de asociación será la forma de sentarse junto con las federaciones y la Asociación de clubes de Hockey sobre Patines.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *