Técnica Individual: El Remate

Personalmente encuentro muy bonitos los goles de remate de primeras; la velocidad de los movimientos, la necesidad de una sincronización prácticamente total entre dos jugadores, la cantidad de formas que existen de materializar la ocasión… Además, un equipo con un jugador con un gran talento en este aspecto técnico o un equipo que sepa cómo mover los ataques para terminarlos con un remate sumará muchos goles en cada encuentro.

Pelayo Sanz

Foto LuisVelasco.es

En mi opinión; el remate de primeras se compone por estos tres factores: un 60% el pase, un 30% la técnica de remate y un 10% fuerza.

El pase

¿Es el pase el aspecto más importante en un remate? Yo pienso que sí; en muy pocas ocasiones un jugador consigue marcar de primeras si su asistente no le realiza un pase en condiciones óptimas. El pase para un remate requiere unas condiciones diferentes al pase corriente. No debe ir al stick, sino a los patines —así se consigue efectuar la técnica para rematar la pelota de primeras correctamente—, la fuerza con la que se efectúe es también esencial, si va con demasiada potencia será imposible rematar la pelota para el compañero pero si va muy suave tanto los defensas rivales como el guardameta pueden adelantarse y echar al traste la ocasión.

La técnica

No hay remate sin saber cómo realizarlo. El remate de primeras no es un disparo normal y corriente, se deben tener los dos patines en la pista para mayor fijación, también es ideal tener ambas rodillas flexionadas, el stick debe arrastrase para asegurar el contacto con la pelota. Una vez esté la postura, el remate en sí es una de las técnicas de disparo en las que es más necesario el movimiento completo y coral de todo el cuerpo, sin tirar tanto de un movimiento de muñecas. La técnica sirve tanto de pala como de cuchara, aunque resulta más complicado, inicialmente, de cuchara.

¿Cuándo se debe comenzar a entrenar?

En muchos casos, el remate queda relegado a un papel secundario por detrás del disparo, el pase y la técnica individual; pero en realidad un entrenamiento de la técnica de remate en las etapas iniciales no solo mejora este aspecto, sino también todos los demás. Con la necesidad de un pase preciso, se mejorará la técnica de pase y recepción —si no se va la pelota ni salta en un remate, tampoco lo hará en otras ocasiones diferentes— y, por último, el disparo también se ve beneficiado: el remate te obliga a coger el stick con fuerza y, una vez acostumbrados a coger el stick de esa manera— los disparos saldrán más potentes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *